Prevención de trastornos de la próstata

La espera por enfermedad es el peor escenario. El cáncer de próstata se puede prevenir eficazmente. Lo más importante es una dieta adecuada y un estilo de vida saludable.

Nutrición óptima para la prevención de la enfermedad de la próstata

Es muy beneficioso consumir productos que contienen licopeno. El licopeno es un antioxidante natural que tiene muchas propiedades beneficiosas. Reduce el riesgo de ataque cardíaco y cáncer, incluyendo cáncer de próstata y de cuello uterino. La fuente más rica de licopeno son tomates y conservas de tomate.

Como parte de la prevención de las enfermedades de la próstata, es beneficioso incluir productos de soja en la dieta. La leche de soja proporciona estrógenos naturales que ayudan a estabilizar los niveles de testosterona. Los estudios muestran que los hombres que tienen altos niveles de testosterona son más propensos a tener cáncer de próstata.

Otros productos beneficiosos son proteínas de alta calidad (pescado, pollo, pavo, carne de cerdo) y carbohidratos complejos (fibra dietética, productos de grano entero, legumbres, brassicas).

Con el fin de prevenir las enfermedades de la próstata, el azúcar y la leche de vaca debe evitarse. Los estudios demuestran que los hombres que consumen mucha leche tienen más probabilidades de experimentar problemas de próstata.

Ejercicio físico y estilo de vida

Muy bueno para la salud de la próstata son el ejercicio aeróbico porque mejoran la circulación sanguínea y el movimiento linfoide. Esto evita la formación de estancamiento del fluido corporal dentro de la próstata y reduce el riesgo de inflamación. El ejercicio también previene la obesidad, que aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de próstata.

Fumar y el consumo excesivo de alcohol aumentan significativamente el riesgo de cáncer de próstata. De los alcoholes, sólo se prefiere el vino tinto, debido a su contenido de antioxidantes.

En la prevención del cáncer de próstata, es beneficioso utilizar suplementos para fortalecer el sistema inmunológico. Se recomiendan los antioxidantes, selenio, vitamina E y vitamina D. Los estudios sobre los polifenoles encontrados en el vino tinto y el té verde han demostrado que inhiben el crecimiento del cáncer de próstata.

También hay métodos alternativos de prevención: homeopatía, extractos de hierbas y suplementos dietéticos. Los buenos resultados dan la quelación que limpia el cuerpo de las toxinas y de los metales pesados ​​que pueden debilitar el sistema inmune.

Recuerde que el monitoreo regular de la próstata le ayudará a reaccionar rápidamente si es necesario.

Comparte tu opinión…