Tratamiento convencional y no convencional de la cirrosis hepática

El método de tratamiento de la cirrosis hepática depende de la causa de la enfermedad y de la gravedad de la afección del paciente. Los médicos suelen utilizar una combinación de diferentes tratamientos, incluidos los agentes farmacológicos y los cambios en el estilo de vida. Y aunque se cree que no existe una cura efectiva para la cirrosis hepática, existen muchas formas, tanto convencionales como no convencionales, que ayudan a controlar los síntomas de la enfermedad. Leer más

La verdad sobre la cirrosis hepática.

El hígado es uno de los órganos internos más grandes, sin los cuales la vida es imposible. El hígado está en el lado derecho del estómago, justo debajo del tórax. Las funciones que cumple el hígado incluyen la digestión de los alimentos, el almacenamiento de energía y la eliminación de toxinas del cuerpo. Leer más

El vínculo entre la cirrosis hepática y la dieta

La cirrosis es la última etapa de la enfermedad hepática a largo plazo. Es un problema de salud muy grave que se asocia con muchas enfermedades y la medicina convencional no brinda ninguna posibilidad de restablecer el funcionamiento saludable del hígado. Afortunadamente, existe un tratamiento y prevención natural, que puede incluir una dieta saludable. Leer más

¿Cómo mantener la salud del hígado?

El hígado es un órgano muy importante sin el cual la vida es imposible. El hígado realiza funciones importantes, entre otras, asegura la bilis necesaria para disolver las grasas durante la digestión, regula el nivel de glucosa, metaboliza los lípidos y neutraliza y elimina las toxinas del cuerpo. Vale la pena cuidar el hígado, porque la salud del hígado es una condición necesaria para una vida larga y saludable. Entonces, ¿cómo cuidas del hígado? Leer más

Microflora intestinal y enfermedades hepáticas

La relación bilateral entre el intestino y el hígado puede ser un hecho sorprendente para muchas personas. Esta correlación se debe, entre otras cosas, a la proximidad anatómica de ambos órganos, pero también existe una conexión funcional entre la mucosa intestinal y el hígado. Esta conexión es la vena porta, que es relativamente corta pero tiene un diámetro grande y es una conexión física del sistema digestivo con el hígado. Leer más