Causas de dolor en las articulaciones

El diagnóstico correcto de la causa del dolor articular es un elemento esencial del tratamiento efectivo. Dolor de rodilla, codo o cadera puede ser un síntoma de varias enfermedades que serán difíciles de tratar sin un diagnóstico médico. Si el dolor persiste durante varios días y se acompaña de otros síntomas inquietantes, es indispensable una visita al consultorio del médico.

Para realizar un diagnóstico completo, es necesario realizar pruebas. En el caso de enfermedades reumatológicas, se trata de pruebas de laboratorio (hemograma, índice reumatoide, recuento de glóbulos rojos) e imágenes (pruebas radiológicas o ecográficas de la articulación afectada). En casos especiales, el médico puede ordenar pruebas adicionales: tomografía computarizada, resonancia magnética. A veces puede ser necesario realizar una punción articular para recoger el líquido sinovial para su análisis.

¿Cuál es la causa del dolor en las articulaciones?

En general, hay dos causas de dolor en las articulaciones: daño mecánico o inflamación. Con mucha frecuencia, el dolor articular es causado por demasiada tensión durante el entrenamiento o el trabajo. Como resultado de la sobrecarga, los tendones, ligamentos o cápsulas articulares pueden dañarse. El grupo de lesiones mecánicas también incluye la osteoartritis, que es una causa común de dolor en las articulaciones en los ancianos. Además de las causas mecánicas, el dolor articular puede ser un síntoma de enfermedades graves como la artritis reumatoide o el lupus eritematoso sistémico. Si el dolor en las articulaciones dura mucho tiempo, es necesario pedir ayuda a un médico. A continuación, enumeramos los síntomas que implican la urgencia de ir al médico.

  • El dolor en las articulaciones se acompaña de otras dolencias, como hinchazón, enrojecimiento, limitación de la movilidad, aumento de la temperatura corporal cerca de la articulación.
  • Es difícil seguir por más de una hora después de levantarse de la cama.
  • Síntomas generales de inflamación, como fatiga, dolor muscular, fiebre, pérdida de apetito o pérdida de peso.
  • El dolor en las articulaciones se intensifica durante la noche y provoca el despertar.
  • Cualquier otro síntoma que le preocupe es una buena razón para ir al médico.

Cómo reducir temporalmente el dolor en las articulaciones?

Minimizar la carga en la articulación dolorida es la forma básica de reducir la incomodidad. En caso de dolor agudo en las articulaciones, la actividad debe limitarse para no causar más daño. Después de la desaparición de las dolencias graves, la siguiente etapa es la rehabilitación. En esta etapa, se deben realizar ejercicios para fortalecer la articulación y mejorar su movilidad.

Las compresas de hielo son una buena forma de reducir los síntomas de la artritis. En la farmacia puedes comprar un gel especial, que es una solución aún mejor. Las vueltas deben hacerse varias veces al día durante 15 minutos.

Al final puede usar analgésicos, por vía oral o tópica. Si, a pesar del uso de analgésicos, el dolor persiste, comuníquese con su médico.

Comparte tu opinión…