Causas y tratamiento de venas varicosas

Las venas varicosas son una dolencia muy desagradable. Además de la apariencia desagradable, las venas varicosas no tratadas pueden tener consecuencias peligrosas para la salud. Muy a menudo aparecen en las pantorrillas o los muslos, pero de hecho se pueden formar en cada parte del cuerpo. Las venas varicosas a menudo son dolorosas y con comezón, y rascándolas puede provocar la aparición de heridas abiertas. Las venas varicosas son más comunes en mujeres que en hombres y en personas mayores de 50 años. Deshacerse de las venas varicosas no es una cuestión fácil, pero hay varios métodos que vale la pena probar.

A pesar de muchos estudios, todavía se desconoce la causa exacta de las venas varicosas. Hay varias hipótesis que explican por qué se forman las venas varicosas.

Sabemos que las venas varicosas se forman cuando la sangre se acumula en las venas, lo que provoca un aumento local de la presión y el estiramiento de las venas. La permeabilidad de los capilares pequeños también aumenta, que es la razón de la formación de edema. La causa de la regresión de la sangre en las venas es el trabajo deficiente de la válvula venosa, que puede ser el resultado de una predisposición genética, una posición de pie prolongada o un estilo de vida sedentario y muy poca actividad física.

Algunas personas dicen que el riesgo de desarrollar venas varicosas es mayor en las personas obesas. La causa puede ser una mayor presión en la cavidad abdominal, lo que hace que sea difícil drenar la sangre de las piernas y causa estasis sanguínea. En segundo lugar, las personas con sobrepeso a menudo tienen trastornos hormonales, que pueden provocar trombosis y venas varicosas. La causa de las venas varicosas también puede ser cambios hormonales en mujeres embarazadas o durante la adolescencia o la menopausia.

Actualmente, no hay cura para las venas varicosas. Sin embargo, hay terapias, suplementos dietéticos, hierbas y métodos naturales que alivian significativamente los síntomas asociados con las venas varicosas.

La forma más común de tratamiento que elimina las venas varicosas severas es la escleroterapia. Este procedimiento es indoloro y no requiere anestesia. El tratamiento consiste en inyectar en la vena agentes químicos que sellan las paredes de las venas y reducen el flujo sanguíneo. En unas pocas semanas, las venas varicosas se transforman en cicatrices y desaparecen para siempre. En algunos casos, pueden requerirse tratamientos adicionales.

Antes de decidirse a someterse a una cirugía o escleroterapia, intente utilizar métodos naturales y no invasivos, que en muchos casos ayudan a eliminar enfermedades. Prueba Varicoz.

Comparte tu opinión…