Hay una conexión directa entre los intestinos y el cerebro

Los intestinos y el cerebro están estrechamente relacionados, y esta interacción juega un papel importante no solo en el funcionamiento del sistema digestivo, sino también en algunos aspectos de la psique y las reacciones emocionales.

Casi todas las personas en una situación estresante experimentan malestar estomacal u otras dolencias digestivas. ¿Te has preguntado alguna vez por qué está sucediendo esto? Los estudios neurobiológicos de este intercambio de información entre el cerebro y los intestinos revelaron la existencia de un complejo sistema de comunicación bidireccional que demuestra la interacción mutua entre el cerebro y los intestinos.

Este misterioso mecanismo de intercambio de información tiene un impacto significativo en el mantenimiento de la homeostasis del sistema digestivo y la digestión adecuada, así como en el sistema de motivación y las funciones cognitivas superiores. Además, la disfunción de este sistema es la causa de toda una gama de trastornos, incluidos los trastornos funcionales y las infecciones gastrointestinales, la obesidad y los trastornos alimentarios. Las señales enviadas por los órganos afectan el cuerpo y sus diversas funciones:

  • Sistema nervioso central: controla la mayoría de las funciones corporales y cerebrales. Consiste en el cerebro y la médula espinal, que es responsable del movimiento de los músculos, los receptores del dolor, las actividades motoras, etc.
  • Sistema nervioso entérico: una de las partes principales del sistema nervioso. Estas son fibras nerviosas que se encuentran en los órganos del sistema digestivo y los intestinos.
  • Sistema endocrino: conjunto de glándulas productoras de hormonas que regulan el metabolismo, el crecimiento y el desarrollo, la función tisular, la función sexual, la reproducción, el sueño, el estado de ánimo, etc.
  • El sistema inmune: consiste en una red de células, tejidos y órganos que trabajan para proteger el cuerpo. Los más importantes son los glóbulos blancos y los factores inmunológicos que colectivamente buscan y destruyen organismos y patógenos.
  • Sistema nervioso autónomo: parte del sistema nervioso que regula el funcionamiento de los órganos vitales, incluidos el corazón, los pulmones, los riñones y la vejiga.
  • La glándula pituitaria y las glándulas suprarrenales: el sistema central de respuesta al estrés.
  • Las bacterias intestinales y sus productos de metabolismo -microorganismos saludables que son necesarios para el buen funcionamiento de los intestinos- son beneficiosos para la mucosa intestinal y mejoran la fisiología del tracto gastrointestinal, lo que tiene un efecto positivo en el sistema nervioso central. Si los intestinos habitarán bacterias dañinas, se alterará el funcionamiento del tracto digestivo y las toxinas producidas por estas bacterias afectarán negativamente al sistema nervioso central.

A través de esta red de comunicación, que transmite información en ambas direcciones, las señales del cerebro afectan la función motora, sensorial y secretora del tracto digestivo y los mensajes enviados desde el sistema digestivo afectan las funciones del cerebro.

La salud del sistema digestivo es la salud de todo el organismo.

El suplemento dietético DIGESTIVE+++ es un conjunto de ingredientes que proporcionan la salud del sistema digestivo. Es un producto destinado para uso diario, que consiste en ingredientes de alta calidad, seguros y efectivos que garantizan un equilibrio saludable de bacterias intestinales, y esta es una de las condiciones más importantes para el correcto funcionamiento de todo el cuerpo.

  • Balance bacteriano saludable en el intestino grueso.
  • Ácido neutralizado en el estómago para minimizar las flatulencias, las molestias en el estómago y la indigestión.
  • Absorción óptima de nutrientes de los suplementos y de todos los alimentos que ingiere.

Comparte tu opinión…