Cortisol, estrés y obesidad

Los investigadores encontraron una relación entre el cortisol y la grasa abdominal. Se ha culpado al cortisol como el principal culpable del problema de la obesidad, y las píldoras reductoras de cortisol se anuncian como una solución milagrosa para el problema del sobrepeso. ¿Está el cortisol realmente asociado con la obesidad abdominal? ¿La reducción de los niveles de cortisol reduce la grasa?

¿Qué es el cortisol?

El cortisol es una hormona producida por las glándulas suprarrenales. Pertenece a la categoría de hormonas llamadas glucocorticoides y tiene la capacidad de aumentar el nivel de glucosa en la sangre. El cortisol se llama hormona del estrés porque el cuerpo humano lo produce en respuesta al estrés físico, psicológico o emocional. El estrés puede ser una reacción a diversas situaciones: entrenamiento intenso, falta de sueño, una dieta extremadamente baja en calorías, un problema en el trabajo o en la vida familiar.

Aumentar el nivel de cortisol en respuesta al estrés es preparar al cuerpo para escapar o luchar. El cortisol aumenta el flujo de glucosa, proteína y grasa de los tejidos al torrente sanguíneo para aumentar los niveles de energía y aumentar la preparación física para hacer frente a una situación o amenaza estresante.

¿Cómo verifica el nivel de cortisol? El método más común para evaluar los niveles de cortisol es el análisis de sangre: el nivel de cortisol en la sangre. También existe la posibilidad de examinar la saliva o la orina.

¿El cortisol está asociado con la obesidad abdominal?

Los investigadores confirmaron la relación entre el cortisol y la obesidad abdominal. Existe una correlación entre los altos niveles de cortisol y el almacenamiento de tejido adiposo, especialmente grasa abdominal, que también se conoce como grasa intraabdominal. Este tipo de grasa se almacena más profundamente en la cavidad abdominal y alrededor de los órganos internos. La grasa visceral aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes.

Sin embargo, el cortisol no es la causa de la obesidad. Los altos niveles de cortisol son solo uno de los factores que contribuyen al almacenamiento de grasa en la cavidad abdominal. La causa de la obesidad es el exceso de calorías causado por demasiada comida y actividad física insuficiente. Por lo tanto, tomar una pastilla supresora de cortisol no eliminará la grasa del vientre. Los estudios que han demostrado una relación entre el cortisol y el tejido adiposo no han demostrado que la disminución de los niveles de cortisol elimine la grasa ya acumulada en el cuerpo.

Una de las mejores maneras de mantener los niveles de cortisol en el rango normal es reducir el estrés y proporcionar tiempo para la regeneración y la renovación. Existen formas efectivas y naturales para reducir el estrés: aprender a respirar, mejorar la calidad del sueño, ejercicios de relajación, meditación.

Comparte tu opinión…